Ilusiones ópticas, porque unos ven una cosa y otros otra

Ilusiones ópticas, porque unos ven una cosa y otros otra

Las ilusiones ópticas son unos de los fenómenos preferidos por los internautas. Esto se debe a que ponen a prueba sus sentidos llevándolos a un terreno desconocido. ¿Cómo es posible que mi vista me engañe? ¿Porqué unos ven una cosa y otros otra?

¿A qué se deben las ilusiones ópticas?

Sin embargo, todo esto tiene una explicación. El cerebro no es capaz de interpretar correctamente los estímulos que le llegan. Es más, dos personas distintas interpretarán de manera distinta un mismo conjunto de estímulos. Y es que, ante dos figuras dentro de una misma imagen, el cerebro entra en conflicto y no puede determinar cuál es la correcta. De hecho, se puede dar el caso, de que seamos conscientes de una imagen y a los pocos segundos de la otra.

Pero claro, es ahí donde radica el secreto del éxito de estas imágenes. El que dos personas, aparentemente iguales, aprecien detalles distintos ante una imagen que parece objetivamente igual.

¿Cuáles son las ilusiones ópticas más conocidas de Internet?

Sería complicado responder a esta pregunta. Es tan extenso el ciberespacio que podemos decir, sin temor a equivocarnos, que hay cientos de miles. Unas imágenes que se propagan a la velocidad de la luz gracias a la inestimable colaboración de las redes sociales. No obstante, si hay dos que en los últimos años nos han parecido icónicas son las que describimos a continuación.

Vestido blanco y dorado o azul y negro

Esta es una de esas ilusiones ópticas que ha marcado un antes y un después. Surgida en internet allá por el año 2015 hay que decir que la imagen era bien sencilla. Un vestido aparentemente inofensivo pero que, caprichos del cerebro humano, unos veían de un blanco radiante mientras que otros lo apreciaban en un tono dorado. Un fenómeno que se explicó aduciendo a lo que se denomina como constancia del color.

Zapatillas azules o verdes

Esta sin duda es otra ilusión que hace que se tenga una percepción del color diferente. Algo que en este caso dependerá de lo dominante que sea un hemisferio con respecto al otro. Una situación que no se puede controlar y que es la que nos permite disfrutar de este tipo de curiosidades.

Aunque en la actualidad se siguen barajando distintas teorías al respecto, podemos decir que la que ya se ha expuesto es la más consensuada. La imposibilidad de nuestro cerebro de hacer frente a dos imágenes dentro de una misma. Un fenómeno que todavía dará que hablar y que, curiosamente, nos hará pasar muchos buenos ratos.

Author: Óptica David García

924 150 214